Una aproximación a "Ciudades bajo Estatuto"

La Factoría de Proyectos es una "metaidea". Y, salvando las distancias, participa parcialmente de la filosofía que ha inspirado la creación de "Ciudades bajo Estatuto", un concepto desarrollado por Paul Romer. 

Paul Romer es actualmente profesor de la Universidad de New York. Es una de las mayores autoridades académicas en materia de crecimiento económico. Y es una de las 25 personas más influyentes de EEUU en el siglo XX según la revista TIME.

Su tesis básica podría simplificarse en el siguiente pensamiento: "La aparición de buenas ideas favorece el crecimiento económico y mejora los niveles de bienestar; no es de recursos, sino de ideas de lo que carecen los países pobres; de ahí la importancia de la inversión eficiente en capital humano".

Para Romer las ideas más importantes en la afectación de los niveles de bienestar son las Meta-ideas: “Ideas o instituciones que apoyan y favorecen la producción y la transmisión de nuevas ideas”. (Algunos ejemplos de metaideas en la Historia: el concepto moderno de patente como forma de protección comercial de una invención, creado por los británicos en el siglo XVII; la moderna universidad de investigación desarrollada por los norteamericanos en el siglo XIX; o las subvenciones competitivas para el impulso de la investigación básica -una idea muy simple, que ha marcado un antes y un después en el ámbito de la innovación en Europa desde su aparición a finales del siglo XX-). 

Las normas -incluso las creencias, usos, actitudes y hábitos meramente sociales-, son potentísimas metaideas que afectan el progreso.

En la formación de las preferencias personales es fundamental el entorno en el que el individuo se desarrolla (un dicho africano dice que "para educar a un niño es necesaria toda la tribu").

En nuestra sociedad la opción preferida de planificación del futuro profesional se basa en “el trabajo por cuenta ajena”: el entorno social no favorece la aparición de individuos que quieran desarrollar proyectos profesionales - empresariales por cuenta propia. Existe una gran aversión al riesgo. Son por ello recurrentes los mensajes que a favor de la estabilidad laboral (entendida como trabajar en el sector público o bajo el paraguas de grandes compañías) reciben los jóvenes en la familia; mensajes que son además compartidos con los amigos. 

También las instituciones educativas han favorecido tradicionalmente - sin pretenderlo - las preferencias a favor del trabajo por cuenta ajena. Tal vez porque en nuestra tradición moral nunca se ha visto demasiado bien al dinero, y por extensión, y de modo no consciente pero cierto, a todo aquello que tenga que ver con la generación de riqueza; (de hecho existe una utilización sesgada de los conceptos “rico - pobre” como equivalentes a “malo - bueno”). Y quizá por tal motivo la figura del empresario nunca ha sido valorada del modo que le corresponde (cuando es la generación de riqueza, en combinación con la reafirmación de determinados valores, lo que nos permite prosperar como sociedad). 

Por lo señalado, los hábitos sociales parecen conspirar en contra del desarrollo de la iniciativa privada.  

La Factoría de Proyectos pretende ser un entorno inteligente, que favorezca la aparición de proyectos generadores de valor. Pretende ser un lugar de encuentro donde se celebre la creatividad, el talento, el esfuerzo, la formación, la perseverancia, el riesgo medido, y su puesta en valor para generar riqueza y empleo. 

Te invito a escuchar a Paul Romer. Haz click en su nombre, y disfruta la charla en la que habla de Ciudades bajo Estatuto, como entornos favorables para el desarrollo y progreso económico. 

volver a página principal del Blog